Manejo de Riesgo Comercial

Preparación para Emergencias en el Negocio

La vida en ocasiones suele ser impredecible, por eso, es importante estar preparado para todo lo que pueda acontecer. El manejo del riesgo es parte esencial en cada negocio. Robo, fuego, vandalismo, disturbios: una serie de peligros podrían llegar a su negocio y usted necesita estar listo para ellos.

El tiempo dedicado a la planificación será determinante en el éxito de su negocio. Durante este periodo, debes detectar cuales son las amenazas más probables para su negocio. Luego debe de centrar su atención en aquellos riesgos transparentes que tienen un alto impacto y que son más probables que ocurran.

¿Qué puede ocurrir que afecte el negocio?

En esta primera pregunta debes identificar cuáles son las amenazas externas, así como debilidades internas.

¿Qué probabilidades hay de que ocurra?

Una vez que conoces cuales son las debilidades y las posibles amenazas, debes conocer con qué frecuencia ocurre en tu sector, si se puede evitar, si es posible reducir el impacto, si es ambiental o social, etc.

En el caso de que ocurriera, ¿qué efecto tendría sobre el negocio?

Es inevitable eliminar ciertas acciones que suponen un riesgo para el negocio. Por eso, necesitamos conocer cuál es el impacto que puede tener si esta eventualidad tuviera efecto en el negocio.

¿Puedes hacer algo para impedir que ocurra?

Una vez estudiadas las distintas posibilidades, conocerás qué acción debes tomar para prevenir que ocurran estas amenazas o cómo puedes reducir el riesgo de pérdida por esas causas.

Si no puedes impedirlo, ¿sabes qué medidas deberías tomar para minimizar su impacto?

Puede suceder que no hayas previsto algún que otro contratiempo que pueda poner en riesgo tu negocio. Esta es precisamente una razón de peso para que trabajemos en conjunto que nos permita identificar posibles riesgos y tomar las acciones pertinentes para minimizarlos.

James McGrath, experto en gestión empresarial y autor del bestseller El pequeño libro de las grandes preguntas del management (Alienta Editorial, 2015), asegura que «todos los planes tienen que ver con el futuro y, por lo tanto, conllevan riesgos potenciales porque se trata con incertidumbres».

McGrath plantea cinco puntos que debes tomar en cuenta a la hora de hablar de riesgos:

  • Transferencia de riesgos. Traslada el riesgo a expertos externos.
  • Aplazamiento de riesgos. Modifica el orden en el que se van a desarrollar las actividades previstas.
  • Reducción de riesgos. Minimiza la probabilidad de que ocurra el contratiempo.
  • Eliminación de riesgos. Si es un riesgo que puedes eliminar, elimínalo. Si sabes que una tecnología conlleva un riesgo y la puedes cambiar por otra, cámbiala.
  • Aceptación de riesgos. En ocasiones no vas a tener más remedio aceptar el riesgo y tener un plan de contingencia.

Para poder llevar a cabo la estrategia para minimizar los riesgos en tu negocio debes responder a estas cinco preguntas: ¿qué puede ocurrir que afecte la operación del negocio?; ¿qué probabilidades hay de que ocurra?; en el caso de que ocurriera, ¿qué efecto tendría sobre la operación del negocio?; ¿puedes poner medios para impedir que ocurra?; si no puedes impedirlo, ¿sabes qué medidas deberías tomar para minimizar su impacto?

Para obtener más información comuníquese con nuestras oficinas al 787-418-5408.